sábado, 27 de agosto de 2011

De COOLANT yo si sé...

Bueno, bueno... Luego de una tormenta que se encargó de que JAMÁS la vamos a olvidar - o sea, se va y entonces es que se fastidia esto - nos encontramos con las alegadas ínfulas de vedette de un senador de este país. Yo no voy a acompañar este escrito con fotos por 2 razones: primero, ya TODOS vimos esas fotos y, segundo, acabo de comer. Pero, en resumen, digamos que el senador, con su pose, nos quizo decir: "Porque de COOLANT, yo sí sé"...

Fuera de relajo, el que un senador sea gay no es mi problema. Todos podemos hacer de nuestra vida una cajita y meter en ella lo que nos dé la gana... Es más, si se quiere poner la ropa interior de su mujer, ¡que se la ponga! Que se vayan a Victoria's Secret y aprovechen el 2 x 1... Como decía, la vida privada de cada cual es eso: de cada cual... Sólo que hay un diminuto problema: las figuras públicas NO son privadas. Su comportamiento es escrutado 24/7. Y tienen que vivir con eso.

Mi punto es: ¿cómo es posible que, en plena era cibernética donde todo el mundo tiene un celular con cámara e internet, este senador o persona común comparta fotos así? Es inconcebible que una persona con dos dedos de frente haga algo así y crea que nadie lo va a ver. Ni a pasar pa' lante. Y, si en efecto es el senador Arango o no, tenemos que entender que a través de su puesto electivo él representa miles de personas que confían en que velará por los intereses de sus constituyentes. ¿Qué confianza puede haber ahora cuando este servidor público ni acepta pero tampoco niega que esas fotos son suyas? ¿Qué impacto tendrá su gestión si por lo único qur lo van a recordar es que sus nalgas son más famosas que las de Maripily? Y no he mencionado que esta persona tiene familia, la cual debe estar sintiendo en carne propia la burla y el acoso de la opinión pública. Es serio y este senador lo está tomando a chiste. Mire, si no es usted, defiéndase y sea asertivo. No deje espacio a la duda porque su carrera está en la balanza.

¿Y qué me dicen de sus panitas políticos que lo defienden y los que ahora lo condenan? Me causan una peculiar mezcla de risa y profunda tristeza. Bipolaridad provocada. Sabrán que estoy escribiendo en mi cuarto, porque si escribo en la cocina con tantos cuchillos cerca... Siguiendo con mi punto, funcionario electo que pase por alto, al menos, el investigar este asunto por el buen nombre de la Legislatura y por el bien de la ciudadanía merece ser ajusticiado en las urnas. Demuestra lagunas éticas y de capacidad de juicio. Se convierte en cómplice y le hace un paupérrimo servicio al país. Por otro lado, la bola de hipócritas carreristas políticos que lo condenan ahora, ¿con qué cara lo hacen? O sea, ¿qué estatura moral tienen ellos y ellas para condenar un aparente lapsus en el juicio de una figura pública? Los elegimos a esos cargos y, una y otra y otra... y otra vez, superan el grado de ineptitud y mala administración que exhiben. Y son de todos los partidos, que es lo más lamentable porque nos hemos quedado sin opciones en un sistema electoral controlado por sólo 2 partidos políticos.

En conclusión: tómese las fotos que quiera, en 10, 20... las uñas que le plazcan. Pero no las comparta con nadie. Cuídese y cuide su imagen, porque usted no vive solo. Lo que usted hace afecta a otros. Los afecta positiva o negativamente. Y jamás permita que su carrera y su legado se tronchen por rumores y ataques maliciosos. Defiéndase y defienda lo suyo, por los medios necesarios. Y, a los funcionarios públicos elegidos por nosotros, el pueblo: se les dio un mandato claro. Cúmplanlo. Nosotros somos su prioridad. Recuerden, en este cuadrilátero llamado vida, una buena cartelera hace valer el dinero de la taquilla. Por eso, todos tenemos que hacer un buen papel. ¡Lindo shoooooooow!

martes, 23 de agosto de 2011

Una nueva actitud...

Mi vida... Mis términos! Todo lo que me hace daño: lo "pateo" fuera de mi vida!

jueves, 18 de agosto de 2011

Mi Equipo Nacional...

Yo no soy experto en deportes: sólo soy un fanático. Y no me gustan todos: los que más me gustan son el beisbol, el baloncesto y el fútbol. Lo "mejor" que juego es baloncesto. Es, en mi opinión, el mejor deporte del mundo, el más emocionante. Y, de mis equipos favoritos, debo mencionar al Equipo Nacional de mi país, Puerto Rico. Durante más de 20 años, he visto cómo nos han dado un sinnúmero de emociones -tanto positivas como negativas- que unen o dividen a nuestra isla.

Se acercan los Juegos Panamericanos de Guadalajara y el Preolímpico en Mar del Plata, Argentina (Mar del Plata!? Uy, ese nombre me trae malos recuerdos...). Y Puerto Rico llevará 2 equipos diferentes: el "A" a Argentina y el "B" a México. Y están celebrando en estos días juegos de fogueo contra el equipo de Panamá. Les dije que eran equipo "A" y equipo "B", no? Yo diría "A" y "F". La diferencia en talento es abismal. Mientras escribo, el "A" gana por doble dígito. Ayer, el "F"... ejem, el "B" perdió por 11 (por misericordia de Dios) un juego que perdían por el doble.

Yo no soy el gerente general, ni el presidente de la Federación. Pero tengo una gran inquietud: 2 equipos? Cuán baja en nivel es la justa panamericana que queremos ir a competir con semejante "equipo"? Yo me acuerdo cuando los Piculín, Fico, Mincy, Quijote, Edgar, Carter, Gausse, Casiano, etc., jugaban desde unas Olimpiadas hasta un Centrobasket. Era el mismo equipo, siempre. Y había una consistencia, una química...

Ahora, es un "quítate tú pa' ponerme yo": no sabes quién está hoy ni quién está mañana. Por ejemplo, ayer perdíamos por hasta más de 20 puntos. Hoy ganamos la primera mitad por 25... 25! Es como tener una novia bipolar: hoy está llena de vida... mañana está bajo vigilancia de suicidio. Es un ejemplo un poco fuerte, pero funciona.

Mi punto es -mientras veo a PR ganando por 36-: por qué afectar el ranking mundial de PR? Por qué hacer pasar a PR por torneos clasificatorios innecesarios? Por qué no mantener un buen núcleo junto y que los demás se ganen el chance como antes: jugando? Pero, no se engañen: entre chiste y chiste, me duele ver a nuestro Equipo Nacional sufrir más de la cuenta. Los tiempos para el deporte puertorriqueño están difíciles. Este (o estos) equipos van a "pasar el Niágara en bicicleta". Pero, pero, pero... mientras sus uniformes digan "Puerto Rico", nos representan a todos nosotros. Los seguiremos, los aplaudiremos, pelearemos por y con ellos... porque siguen siendo mi equipo. Porque, en este cuadrilátero (o cancha) llamado vida, nuestros "colores" nos definen! Defense! Defense! Defense!

viernes, 12 de agosto de 2011

El Dr. sin licencia, pero con mucho corazón.

Yo tenía que dar mi opinión sobre la alegada querella que una doctora en medicina radicó en contra del fundador de "Iniciativa Comunitaria", el Dr. José Vargas Vidot. Y es sólo una opinión: no espero que NADIE más la comparta.

Todo comenzó cuando esta persona, alegadamente llamada María Rodríguez, denunció que Vargas Vidot practica la medicina sin licencia. Lo de que no tiene licencia es verdad, pero el Dr. Vargas Vidot -me voy a referir a él como doctor porque le fue conferido un Doctorado Honoris Causa- se considera a sí mismo como "salubrista". Como todos sabemos, Iniciativa Comunitaria ofrece servicios de salud a deambulantes y usuarios de drogas. Lo hace vestido con "scrub" (ropa de sala de emergencias. Al parecer la "Dra." Rodríguez se sintió ofendida por esto). Y, para añadir, la afectada está molesta porque Vargas Vidot permite que le llamen "Dr."...

Este caballero ha renunciado a una vida de riquezas materiales por entregarse a su prójimo. Su existencia ha cobrado sentido en tender su mano al más necesitado, al marginado por nuestra sociedad. No se detiene por lo peligroso del lugar, sino que acude diligente al encuentro con el dolor ajeno. Se ha convertido, junto a sus voluntarios, en ángeles paseándose entre las tinieblas que hemos creado con tanta iluminación artificial...

No creo que el problema sea la "falsa representación". Es que la luz que emana su testimonio pone al descubierto nuestra indiferencia hacia nuestros hermanos. Quedamos en evidencia, "retrata'os"... Nos obliga a replantear nuestra relación con nuestros semejantes. No nos permite poner rejas entre nosotros y la realidad de la calle y pretender que nada pasa. Eso mismo hacemos cuando criticamos y atacamos a personas que, claramente, nos exceden en clase y valores. Somos tan mediocres que queremos proyectarnos en los demás, sobre todo si los demás nos recuerdan nuestras carencias...

Mire, doctora Rodríguez (si en verdad existe): deje de proyectarse. Siga en su burbuja de cristal, que nadie la extraña. Usted no tiene "ni un minuto de break" comparada con Vargas Vidot... Charlatana!

Y a usted, Vargas Vidot: le agradezco en nombre de sus hermanos puertorriqueños el mostrarnos el rostro de Jesús a través del suyo y del de los más necesitados. Usted es una estrella. Nos falta para llegar a su nivel... Mucho.

Recuerden: en este cuadrilátero llamado vida, el momento de brillar llega poco antes de la campana final. Cuando nadie ve, cuando nadie cree, hay que reavivar la esperanza.

"Les aseguro que todo lo que hicieron por uno de estos hermanos míos más humildes, por mí mismo lo hicieron". (Mt 25,40)

martes, 9 de agosto de 2011

A otro nivel...

Este blog lo enseño con orgullo, no porque sea sobresaliente, sino porque es una experiencia que desarrolla disciplina y retrospección. Se lo enseñaba a un compañera de trabajo y me preguntó: Por qué le pusiste "The Mid-Card Crisis"? Le expliqué que tomé la expresión "the mid-life crisis" ("crisis de la mitad de vida") y jugué con las palabras, mezclándola con un término usado en la industria de la lucha libre profesional.

El "mid-card" es la parte de la cartelera donde están los luchadores ni mediocres ni estelares. En un tiempo suben a los eventos estelares, o bajan a las luchas de relleno... Del mid-card se sale de dos formas: con mucho trabajo o con mucha "pala", "padrinos", como quieran llamarlo.

No se les parece a nuestro diario vivir? Todos queremos sobresalir, ser los mejores en lo que hacemos. Muchos se fajan trabajando, estudiando su campo, ganando experiencia. Otros... bueno, se agarran del primer "break" que aparece... Y este blog está dedicado a eso: a acompañar a los que se esfuerzan por mostrar la mejor cara del ser humano al mundo, desde su propia realidad. A aquellos que luchan por lo que creen. Sin dar ni pedir tregua. A los que no se conforman... Y se los digo porque, por experiencia, sé que si quieres algo que realmente valga la pena tienes que conseguirlo tú mismo. Lo regalado no luce... La vida te llama a estar a otro nivel!

Lo comparto como una opinión. No pretendo que todos estén de acuerdo. Pero si persigo el despertar un poco de esperanza en quien lo lea y que se convierta en la mecha que encienda un nuevo modo de pensar, de hacer. Es muy personal, y así como lo comparto, espero que ustedes, mis amigos, compartan sus opiniones. Así esta experiencia será duradera y satisfactoria.

Estar a mitad de cartelera no es malo en lo absoluto: luchas más y adquieres más experiencia y astucia. Porque, la vida entre las cuerdas de este cuadrilátero llamado vida no es fácil. Pero hay que estar listo cuando llamen tu nombre y suene la campana...

martes, 2 de agosto de 2011

¡Dame la C! ¡Dame la O! ¡Dame la N! ¡Dame la F! ¡Dame la I! ¡Dame laA! ¿Qué dice? ¡CONFÍA!

"Confiar: Esperar con firmeza y seguridad" (Diccionario VOX Ilustrado de la Lengua Española, 14a. edición).

La simple acción de abrir un periódico de este país es equivalente a un acto de masoquismo. Desde la primera hasta la última página es un muy buen intento de amargarte la existencia... buen intento en el sentido de lo efectivo que resulta. Si no matan a 3 mozalbetes en la autopista, unos padres irresponsables asesinan con su negligencia o su maltrato físico a su indefensa criatura. Si no es que saquean las escuelas de este país, nuestros funcionarios electos forman un circo de insultos e improperios contra el adversario político, culpándolo del desastre que han provocado juntos por tantos años. Si no es que nos recuerdan que cada vez somos más pobres, vemos en los medios de comunicación cuanto payaso o payasa se presta para ridiculizarse frente a nuestros ojos y nuestras pantallas de TV. También.

Yo no sé ustedes, pero a mí me entra el espíritu de Bruce Lee para entrarle a patadas a dos o tres...

Lo importante es aceptar que este mundo sigue su curso prescindiendo de la esperanza. Es una resignación global, generalizada, como si no hay nada que hacer. Si, las cosas están malas, la calle no está fácil... Lo sé, y a veces me cuesta encontrarle sentido. Y con esas cargas llegamos a casa y tratamos de lidiar con la convivencia en el hogar... Hay que pagar las cuentas, los niños tienen problemas en la escuela, la pareja no se entiende, si estamos enfermos hay que bregar con la condición y el montón de medicamentos, y seguimos y seguimos...

Y tú te puedes estar reventando, pero el mundo sigue su curso. Entonces uno analiza qué opciones tiene: que se fastidie todo y dejo que me lleve la corriente; me vuelvo un rebelde y lucho contra mi entorno; o lucho CONFIANDO en que esta vida puede ser mejor con la actitud y las acciones correctas.

Yo CONFÍO que nuestros niños (con nuestra buena crianza) serán grandes líderes de nuestro país. Yo CONFÍO que, si transmitimos valores con la palabra y la acción, nuestra juventud y sociedad vivirán una vida más sana. Yo CONFÍO en que hay mucha gente buena que quiere servirle al país y que le podemos dar la oportunidad con nuestro voto. No a los partidos; a las personas. Yo CONFÍO que el amor que me unió a mi pareja la primera vez nos ayudará a comunicarnos y a llegar al entendimiento. Yo CONFÍO que, aunque el dinero no llegue en igual cantidad que antes, sabré establecer prioridades. Yo CONFÍO que la enfermedad no tiene poder sobre mi alma. Ataca al cuerpo, pero mi alma está en manos de mi Creador...

En este mundo hay que esperar con firmeza, aunque duela, aunque nuestra naturaleza humana nos diga lo contrario. Así como el mundo sigue su curso, así debo seguir confiando... En este mundo hay que esperar con seguridad, de que mi Creador vela mis pasos aún en la oscuridad y no dejará que me pierda. Confío en que tiene mi bendición esperando a que la reclame.

Este mundo no da ni pide tregua. Esta vida es dura, como un maratón que hay que terminar... Aunque sea caminando. Esta vida es como una pelea callejera, donde todo es válido. Y yo voy armado hasta los dientes, confiando en mi victoria. Porque en este cuadrilátero llamado vida, no hay "time-outs" ni se tira la toalla. Hay que pelear "de campana a campana".

“Por eso mismo estoy sufriendo ahora. Pero no me avergüenzo de lo que me pasa, porque yo sé bien en quién he puesto mi confianza”. 2 Timoteo 1:12a