jueves, 8 de setiembre de 2011

¡Déjame soñar!

Leyendo el diccionario encontré la definición de la palabra "soñar". Soñar es "anhelar persistentemente una cosa"... Tú sueñas con lo que quieres. Está en tu mente en todo momento y no ves la ocasión de conseguirlo. Desde una casa, un carro, un amor duradero, una carrera exitosa, una familia unida, soñamos con muchas cosas y, en la mayoría de los casos, dirigimos nuestros esfuerzos a realizar estos sueños.

En mi humilde opinión, soñar es muy saludable. Es el primer paso para alcanzar la vida que quiero vivir, valga la redundancia. Me da dirección hacia donde caminar. Me enfoca en metas concretas. No quiero decir que es todo, pero es el primer paso. Si no lo visualizo, cómo lo logro?

En mi caso, yo quiero volver a estudiar y estoy sopezando varias alternativas. Hay una que va ganando así que probablemente sea esa ya que me visualizo trabajando en ese escenario. En cuanto a lo material, soy una persona bien sencilla. Las únicas posesiones materiales que anhelo son una casa y un carro. En mi mente está cómo los quiero. Ahora toca organizar mi presupuesto para poder comprarlos en el futuro cercano. Yo sueño con esas cosas. Es malo soñar? Es hipócrita o de mediocres soñar?

Les pregunto porque he escuchado y leido de muchas personas que soñar no sirve de nada. Que por tanto soñar, este país estaba en tan malas condiciones (con J). Que con soñar no conseguimos nada, que todo seguirá igual... Y me entristecen esas aseveraciones porque no son del todo ciertas. Mi impresión es que las personas, que el país perdieron la capacidad de soñar. Yo sé que las cosas están malas. Yo no vivo en una burbuja. Yo salgo todos los días a trabajar a esa misma calle. Sé lo que se fastidia la gente para paliar el aumento en el costo de la vida. Y veo, y a veces experimento, la desesperanza de no ver un cambio de suerte a la vista. Como personas, como sociedad, como nación, hemos renunciado a nuestros sueños cuando los damos por tiempo perdido. Nos han adoctrinado que soñar es malo, inservible, que nos hace ciegos ante la "realidad".

Si fuera por esa visión, a este mundo venimos a "sobrevivir". A pasear nuestros pobres cuerpos por este mundo a merced de las fuerzas del muy mentado destino. En mi libro, esta visión es una bofetada y una falta de respeto a todos y todas los que nos levantamos día a día con nuestros sueños intactos, los sueños de una vida mejor para nosotros y nuestras familias. Desde los hombres y mujeres más ilustres de la humanidad hasta las personas como tú y yo, todos hemos tenido un sueño. Y si hemos logrado cumplir muchas de nuestras metas hasta el momento, es porque lo soñamos primero y trabajamos para eso. Ya está bueno que le entreguemos nuestros sueños a nuestro jefe, a los políticos, a los ricos... Son mis sueños y los defenderé hasta el día en que los pueda realizar. No permitiré que nadie los mate, porque matarían una parte importante de mí. Tenemos que convertirnos en dueños de nuestro destino. Y el primer paso es soñar. Como dice la canción: "Déjame soñar!"

1 comentario:

  1. Pienso que ese es el problema... Muchas personas viven la vida soñando mas no accionando, conviertiendo los sueños en metas para poder ser logrados; como mencionas en tu ultimo parrafo. Quizas, si nos enfocaramos no tan solo en soñar, sino en ponerle "fecha de expiracion", estariamos todos trabajando positivamente.

    Quizas no es la falta de sueños, sino, la falta de accion =)

    ResponderEliminar